Imprimir

Caradeamapola y el palo de lluvia

Caradeamapola y el palo de lluvia

Caradeamapola y el palo de lluvia

Caradeamapola era una niña como todas las niñas de su edad. Tenía ochenta y cuatro lunas llenas y cuatro cuartos crecientes. Le gustaba oler las flores en primavera, meter los dedos en el agua cuando estaba fría porque parecía que sus manos eran mágicas y sus dedos se doblaban solos. Era muy risueña y siempre estaba colorada porque era muy tímida...

© Nela Escribano. Cedido para uso no comercial a Eirene Editorial - El Club Eirene. Fotomontaje de Nela Escribano.

(Si quieres conocer toda la historia descárgate gratis el mp3 y/o el pdf)

 

Caradeamapola.mp3

Caradeamapola.pdf